Los 10 Mandamientos del Marketing Experiencial

“Dímelo y lo olvidaré, enséñamelo y lo recordaré, involúcrame y lo aprenderé para siempre”

                                                                   Proverbio chino

Muchos autores utilizan esta cita como recurso inicial para enmarcar y contextualizar el concepto de Marketing Experiencial. Resulta curioso y casi contradictorio recurrir a una cita tan ancestral para explicar una disciplina que ha venido a tomar verdadero auge y consistencia en estas dos últimas décadas.

Ante un concepto que ha estado siempre presente entre nosotros, no parece descaminado hacerse las siguientes preguntas: ¿por qué esta herramienta de marketing no ha sido utilizada con mayor frecuencia?; ¿por qué se presenta precisamente ahora como una de las soluciones definitivas para la gestión de la relación consumidor-marca?,  ¿por qué los profesionales del marketing de las décadas pasadas no contemplaron los frutos del marketing experiencial? Creo que confluyen varios factores que podrían ayudarnos a entender el “por qué ahora si y por qué antes, no tanto”.

Aquí puedes ver el contenido del post en formato presentación

 

  • El marketing experiencial es complejo. Trasladar al consumidor una verdadera “experiencia” requiere un notable esfuerzo en términos de ejecución.
  • El marketing experiencial es caro. Hay que tratar a cada cliente como individuo y esto implica un costo importante que a veces no se está dispuesto a asumir.
  • El marketing experiencial requiere tiempo. Es una ecuación sencilla. Si hay que tratar a cada cliente de manera individualizada para proporcionarle experiencia gratificante y memorable la pregunta sobrevenida es ¿cuánto tiempo nos llevará alcanzar a una masa crítica de clientes?
  • El marketing experiencial implica riesgo. Poner la marca o el producto en manos del consumidor y establecer un dialogo con él puede ser interpretado como un territorio de riesgo que algunas marcas o empresas no están dispuestas a asumir.

Vistas las barreras, merece la pena contemplar el otro lado de la balanza, donde encontramos 4 razones que invitan a implicarse en una estrategia de marketing experiencial:

 

1.- DiferenMarketing Readingscial frente a la competencia. Las marcas necesitan territorios exclusivos para diferenciarse ante la competencia. Ofrecer Experiencia al consumidor puede ser una gran ventaja competitiva

2.- Refuerza el Brand Equity. Si desarrollamos una buena estrategia de marketing experiencial y se acompaña de una ejecución brillante no dudemos que construirá posicionamiento de la marca.

3.- Aporta Valor al Consumidor. Es innegable este aspecto. Una buena experiencia de marca si es “memorable”,  siempre será valorada positivamente por el consumidor 

4.- Construye relación verdadera. Una buena experiencia de marca puede ser el punto de inicio de una relación de CRM (Consumer Relationship Marketing). Un consumidor estará dispuesto a entablar una relación si “la primera cita” ha sido agradable.

Si consideras que estas cuatro razones tienen más relevancia que las cuatro barreras que hemos señalado previamente, puedes plantearte el desarrollo de una estrategia de marketing experiencial. Estos son los  mandamientos que escrupulosamente deberías seguir para que sea una estrategia de éxito.

Los diez mandamientos del Marketing Experiencial

1.- Consistente con el posicionamiento.

2.- Diferencial frente a la competencia.

3.- Centrada en el consumidor.

4.- Involucra activamente al consumidor.

5.- Debe ser memorable.

6.- Aporta Valor.

7.- Fácil de comunicar y compartir.

8.- Obsesión por el detalle.

9.- Mantener el contacto.

10.- Evaluable y medible.

En La Escalera de Fumio estamos especialmente orgullosos de una acción de marketing experiencial que realizamos para Gin Mare. Nos parece que esta acción cumple de manera escrupulosa estos diez mandamientos.