Marketing de Contenidos

Marketing de Contenidos, estrategias para atraer clientes a tu empresa es un excelente manual que analiza y contextualiza las razones por las cuales el ”Contenido” está en plena expansión. Escrito por Eva Sangustín, el libro describe con todo lujo de detalles un modelo de trabajo para construir una estrategia ganadora alrededor de la creación y distribución de contenidos. La autora que tiene gran experiencia en la generación de contenidos, desempeña actividad docente y acumula una amplia labor de “apostolado” digital, lo cual la convierte en una de las voces más reconocidas en esta materia en España.

Vivimos en la época de la sobreabundancia. En cualquier categoría de producto o servicio encontramos cientos de marcas alrededor de las cuales se genera un ingente caudal de información. Decidir qué comprar y dónde efectuar el acto de compra se ha convertido en una tarea compleja porque hay un notable exceso de oferta. Ahora más que nunca el consumidor necesita ayuda sincera, honesta e imparcial para tomar decisiones de compra. Este es el territorio del Marketing de Contenidos: informar, educar y entretener al consumidor para que pueda seleccionar la mejor opción para cubrir sus necesidades. Grandes y pequeñas compañías, marcas de todo tipo y en cualquier categoría de producto están contemplando el Marketing de Contenidos de manera estratégica. Son muchas las razones que invitan a adoptarlo como estrategia de negocio.

El Marketing de Contenidos comienza a ser considerado de manera consistente en el seno de las grandes compañías y también en pequeños negocios. Aprovechar todo su potencial implica contar con procesos y procedimientos eficientes capaces de garantizar resultados, por lo tanto el manual de Eva es recomendable para aquellas empresas  que quieren incorporar esta estrategia como dinámica de negocio. Según Eva Sanagustín “únicamente se debería hablar de un tipo de contenido porque solo hay uno que es el Rey: el contenido de Calidad” Esta es una premisa básica. El contenido, el “buen contenido” es el que educa, informa y entretiene y si es “muy bueno”, son los propios consumidores los que se encargan de compartirlo a través de sus propios medios (conversaciones, redes sociales, recomendaciones…)

marketing readingsLa autora destaca la importancia de identificar claramente las áreas de contenido que una empresa puede ofrecer a sus potenciales clientes. Un sector de negocios complejo o una empresa “aburrida” pueden perfectamente crear una estrategia de contenido relevante y atractiva. Siempre es posible encontrar áreas para conectar y atraer el interés de la audiencia.

Una vez que ha sido creada la estrategia de contenidos, identificando intereses y necesidades de la audiencia, se hace necesario trabajar en el “arte” de contarlo y elegir los formatos y medios para hacer que llegue al público. Se trata nuevamente de decisiones importantes porque de ellas dependerá el éxito del programa. Hay que decidir si el contenido tiene que ser exclusivamente literario o si por el contrario puede ser visual (imagen y/o video) o puede ser una combinación de ambos. Una vez definido este aspecto habrá que enfocar la mirada en los canales para la distribución del contenido. La propia página web, las redes sociales o un plan de CRM, las opciones son múltiples y una vez más, se hace necesario una profunda reflexión antes de tomar decisiones. El libro de Sanagustín ayuda y clarifica porque va desgranando uno a uno canales con sus pros y sus contras. Es fácil caer en la tentación de aspirar a tener presencia en todos los canales pero es necesario plantearse la cantidad de recursos que esto conllevará.

La autora enumera algunos factores para elegir los canales: alcance, (no todas las plataformas tienen la misma capacidad de llegada); coste (aunque la redes sociales son gratuitas no es lo mismo producir un video para youtube que un post de 140 caracteres para twitter); objetivos (no hay que olvidar que la estrategia de contenido debe estar ligada a unos KPIs de negocio). Otra área a la que hay que prestar atención es al equipo humano que tendrá la responsabilidad de generar y distribuir contenidos. El libro de Eva pone de manifiesto la importancia de que sea un equipo multidisciplinar. Cabe siempre  la opción de crear un equipo in house o bien externalizar la labor. Sea cual fuere la elección se hace necesario garantizar consistencia y comprometer un calendario editorial para la producción y posterior distribución.

Sanagustín dedica también en su libro un espacio a la optimización y la promoción del contenido. “No hay que cruzarse de brazos después de haber creado y publicado un contenido. Hay que asegurar que llega al publico objetivo”. Aquí la autora detalla de manera pormenorizada pasos y estrategias de éxito para garantizar la máxima difusión. Desde técnicas básicas para garantizar un buen posicionamiento en buscadores hasta recomendaciones sencillas para realizar acciones de RRPP o ganar el compromiso de influencers.

La última parte del libro está dedicada a evaluación y medición. Posiblemente este es un área débil en muchas empresas. Desarrollan contenidos de manera intensiva pero no dedican ni tiempo ni recursos a medir el impacto y alcance del contenido que ha sido generado y distribuido. Afortunadamente, una de las grandes ventajas de las herramientas y las plataformas digitales es la gran facilidad  y los medios que ofrecen para establecer parámetros de medida y hacer un fácil seguimiento de los mimos. El objetivo es sencillo: medir para aprender y optimizar los recursos. Lo que no se mide no se puede mejorar. Tan solo es cuestión de método y disciplina y en este punto, una vez más, el manual de Sanagustín ofrece soluciones y métodos fácilmente aplicables.