Hay dos clases de escritores geniales: los que piensan y los que te hacen pensar

(Abbé Joseph Roux)

Diapositiva 1

Diapositiva 2